Minimice la fricción entre áreas y sistemas. Incrementar la existencia operativa, reduciendo costos y mitigando riesgos.